Hoy nos hacemos eco de esta noticia sumamente interesante. La empresa Hydro-Québec está desarrollando un avión no tripulado equipado con un sensor que puede detectar los primeros signos de corrosión en los conductores empleados para la conducción de electricidad.

Gracias a este dispositivo se podrá obtener una idea precisa del estado de los conductores y componentes de la línea transmisión y ayudará a tomar decisiones sobre la extensión de vida útil del equipo y las inversiones futuras.

Es un avance que permite examinar de forma segura líneas de transmisión en una amplia gama de condiciones geográficas sin poner en peligro la continuidad del servicio ni la integridad de los operarios. 

Más información en: 

http://mir-innovation.hydroquebec.com/mir-innovation/en/transmission-solutions-uav.html